X

Noticia

Don Omar, quiere ser todo un profesional!


08/02/07

Estudiar inglés y español a nivel avanzado con profesores particulares, enfocarse en su próximo debut cinematográfico, dejarle la “tiraera” a otros exponentes del reggaetón, y comenzar a enfocar su vida más allá de la carrera musical, son la prioridades que ocupan a Don Omar, a sólo días de cumplir 29 años, el 11 de febrero.

“Estoy haciendo cambios. Quiero ser algo más que rapero, compositor o músico. Estuve viendo unos documentales sobre la vida del rapero Lil Wayne y quedé impresionado. Ya tenía ganas de hacer otras cosas, pero fue con ese pietaje que tomé la decisión”, manifestó ayer William Omar Landrón vía telefónica desde Nueva York.

De hecho, con Lil Wayne laborará en el proyecto discográfico “La alianza” dirigido al público latino, “Me quedé bobo. Lo primero que dije fue ‘ese tipo está loco’ con la fama que tiene. El tipo llega a la universidad donde estudia un bachillerato en economía, toma sus clases en su Rolls Royce y nadie se mete con él. No sólo está enfocado en su música, sino que tiene otros negocios”.

“Quiero convertirme en ese tipo de persona, en todo un profesional. Quiero completar mis estudios, por eso tan pronto como el lunes empiezo a tomar clases de español e inglés avanzados, tipo ‘homeschooling’, y si me tengo que llevar los maestros a Japón, lo haré porque mi carrera, mi vida y todo lo que conozco va a cambiar, pero para bien”, señaló.

No es que considere que su forma anterior estuviera mal, pero sí entiende que le llegó el momento de “hacer otras cosas”.

El intérprete de “Pobre diabla”, que se presentó el pasado viernes en el Primer Tazón Latinoamericano en Miami junto a Ivy Queen y Aventura, explicó que “estoy reconociendo todo lo que la vida me ha está dando”.

Se interesó en “perfeccionar” su inglés debido a que está supuesto a intervenir de una película que se comenzará a grabar en junio en Los Angeles. “No he sido discriminado por mi acento, pero busco la perfección. Si voy a hacer esto, lo de estudiar y actuar, quiero ser el mejor, ya ha quedado más que demostrado con la música”.

Dijo además que “estoy viendo todo esto como una oportunidad. No creo en el discrimen, sino en que quizás le brindo un ejemplo a mis fanáticos… a los chamaquitos del caserío que a veces piensan que no se puede, pero en realidad sí se puede”.

“No tengo que estar en dimes y diretes”

Con estos nuevos aires Don Omar piensa dejar a un lado la “tiraera”, pero no del todo porque reiteró que esa es la mejor forma de desahogarse.

“Gracias a Dios y con todo lo que ha pasado en estos últimos días no he tenido ni que abrir la boca. Hablaron de mi familia, incluso un integrante de mi familia, mi progenitor, se prestó para una cosa tan baja como la de decir cosas que no son, y fue mi hermano el que sacó la cara. Mi hermano vivió lo mismo que yo. Mami fue quien nos dio todo y nos hizo ser los profesionales que somos hoy. Eso no lo dicen en las cámaras, pero esas son cosas que ya tengo que dejar ir y seguir hacia delante”.

En cuanto a las batallas entre raperos y enemistades con colegas se limitó a expresar que “mis fanáticos saben con cuanto furor puedo descargar y también lo saben los artistas. Ya no tengo que demostrarle nada a nadie, todos vieron lo que sé hacer el pasado 1 de diciembre en el Choliseo. Hoy quiero mejorarlo, porque no tengo que estar en dimes y diretes… a la larga soy un profesional”.

Entre sus próximos proyectos figura una presentación en el festival chileno Viña del Mar, así como el lanzamiento de un disco para fánticos en el que incluirá éxitos y sus vídeos. Un ejemplo de esto será el tema “Ojitos chiquititos” para el que tiene la idea de grabar un vídeo en suelo oriental. “Me dio con eso desde que fui a Corea a ver a los soldados americanos”, concluyó.