X

Noticia

Xavi, rival de Miguelito


07/02/07

Hace dos meses que el rapero infantil Xavi debutó en el ruedo musical declarándole la guerra lírica a su coetáneo Miguelito, a quien le tira en el tema “Más que tú”.

Xavier Soto Rivera, nombre real del niño mayagüezano de siete años de edad, tararea en entrevista con PRIMERA HORA la estrofa del tema “Más que tú” en la que arremete contra su colega.

“Oye Miguelito no seas tan guasón/ Saca tu pistola y yo mi escopetón/ Vamos a la disco a formar un vacilón/ Que tú tienes más cara que una Yukón”.

Su hermano mayor Titito, de 13 años de edad y quien es su corista, es el autor de “Más que tú”, la que Xavi grabó en los estudios de Phat Production, en Cabo Rojo, con el coaching de Pucho.

El también estudiante de segundo grado de la escuela pública “Franklin Delano Roosevelt” en Mayagüez, no teme que el público no lo acepte por su tiraera porque “quiero que la gente se motive conmigo. A la gente lo que le gusta es la tiraera. Después no haré más eso”.

Orgulloso de vivir en el residencial “Manuela Barreto”, el simpático raperito revela que su motivación por cantar reggaetón “fue porque mi pai, cuando estaba cantando una vez Miguelito, me dijo: ‘¿Quieres cantar?’. Y le dije que sí”.

Su progenitor Rufino Soto cuenta que la idea de que su hijo Xavi se lanzara a cantar fue de los raperos Franco “El Gorila” y Tony Dize, porque “veían que podía ser la competencia de Miguelito”.

Tan pronto Xavi decidió aceptar el reto, su padre Rufino Soto lo apoyó porque reconoce que su chiquillo siempre ha sido “el payaso” de las fiestas de la familia.

Aclara que, en un principio, la idea era que el infante cantara temas que hablaran de su blin blin y no de tiraera.

Pero Xavi, que es representado artísticamente por Julio César Sanabria, le pareció “simpático” entrar en el juego de los adultos, aunque asegura que no tiene problemas en conocer y hacerse amigo de Miguelito. Asimismo, no descarta cantar temas con mensajes positivos para los niños.

Sus raperos favoritos, dice, son Tempo, Daddy Yankee, Don Omar, Wisin & Yandel y Franco “El Gorila”.

¿Tan chiquito y con pantallas?

A su corta edad, Xavi proyecta la imagen de un adulto al lucir aretes y cadena de oro, señas del blin blin que identifica a los raperos veteranos del género.

Sus aretes se los puso su abuela materna Gloria, quien adormeció sus orejas con hielo e hizo las incisiones con una aguja.

Es que cuando se las hicieron por vez primera con pistola, dice Titito, se le cerraron a los cuatro días por no ponerse pantallas.

Pese a ser pequeño, Xavi arma sus espectáculos con seis bailarines. Como parte de su show, el niño le planta una nalgada a una de las bailarinas, acción que ve como algo inofensivo, de la misma manera en que lo percibe su progenitor.

Pese al desenfreno que suele simular, atizando las señas que caracterizan el género, el pequeño no ha perdido su inocencia. Basta que emita algún comentario para dejar aflorar su personalidad infantil.

Protegido por su padre

Aun cuando asume un look de grande, y reconociendo que le gusta la tiraera, su procreador no cree estar exponiendo a su vástago al camino negativo de la calle al darle libertad de usar un vocabulario fuerte en sus letras porque, asegura, se ocupa de fomentarle valores.

“Lamentablemente lo negativo es lo que se vive hoy día. El nene está llevando un mensaje de lo que está en la calle, pero tiene conciencia de lo que es bueno y malo”, alega su procreador.

Lo que más que les ha inculcado Rufino Soto a sus dos hijos es el respeto hacia los demás. También los ha instado a estudiar porque “los estudios son lo más importante”.

“A mí me quedan 17 créditos para graduarme de ingeniero industrial. Le he hablado también de las drogas y le he puesto mi ejemplo para que no coja ese camino nunca”, explica.

En 2006, Rufino Soto terminó de cumplir una condena de tres años por conspiración y narcotráfico en una cárcel federal en Orlando, Florida.

Xavi, que ha grabado el tema “Explosión”, disfruta mucho compartiendo con su hermano Titito. Además, le gusta jugar Play Station, pelota y correr motora.

Otra de las cosas que le divierten es jugar con su pistola de perdigones, así como practicar Gotcha en la casa de su abuelo.