Noticias

La «Teta Teresa» ilusionó a toda la «fanaticada» colombiana. No acertó en el marcador [Video]

tttigres
22/06/2015

En cada torneo de importancia internacional siempre se conoce un curioso personaje que predice los marcadores o los ganadores de cada partido de fútbol. Desde la Eurocopa Austria-Suiza en 2008 hasta el Mundial de Brasil de 2014 han surgido muchos ‘oráculos’ que predicen los resultados de los encuentros, pero no simples personas, sino animales, como el Pulpo Paul alemán, que atinó todos los marcadores del Mundial de Sudáfrica en el 2010, reseña la agencia Efe.

Pero llegó el momento de los oráculos humanos, en Venezuela han dejado a un lado los animales y comenzado a usar los senos de una modelo que baila al ritmo del reguetón y predice en un programa de televisión por internet cuál será el equipo perdedor en cada uno de los encuentros de la Copa América de Chile 2015.

La “Teta Teresa” es su nombre. Sí, en singular, aunque la modelo Ángela García usa ambos senos. En cada uno lleva la bandera de un rival y la primera en caer determina el combinado que saldrá derrotado.

García forma parte de un programa televisivo por internet, un noticiero que muestra como las conductoras de ese espacio se quitan la ropa mientras reseñan una noticia y cuya fama ha trascendido más allá de las fronteras venezolanas.

Acosta aseguró que García dio origen a la idea de la “Teta Teresa”, porque “ella cree un poco en el mundo esotérico y quería predecir”.

Al menos cinco millones de visitas ha recibido el vídeo que más se ha visto en su página web, cuyo número de suscriptores -que deben pagar para acceder al contenido- supera los 20.000 usuarios provinientes, además de Venezuela, de países como España, Chile, Colombia y México que es el que más visitantes aporta.

Justo antes del encuentro entre Perú-Colombia, la Teta Teresa predijo que Colombia ganaría, este no fue el resultado que terminó cerrando el marcador de la útlima ronda en el grupo C de la Copa América, sin embargo, por un emujoncito de Brasil, Colombia clasificó ¿Aún podemos creerlo?