Noticias

El conmovedor propósito de Pitbull para el Año Nuevo

smisas
18/12/2018

feeds.bangshowbiz

 

Puede que el rapero ocupe el octavo puesto en el ranking de las estrellas del hip-hop más ricas y que tenga un sinfín de negocios paralelos a la música, pero lo realmente importante para él es seguir creando escuelas con su programa educativo que motiven a los jóvenes a estudiar.

El intérprete Pitbull cierra 2018 con unos cuantos logros más en su haber: este mismo fin de semana se convertía en el tercer latino en recibir el honor de dejar sus huellas frente al mítico Teatro Chino de Hollywood y la lista anual de la revista Forbes le colocaba hace unos meses en el octavo puesto de las estrellas del hip-hop más ricas de la industria musical.

Lo lógico sería esperar que de cara a 2019 el incombustible artista se marcara como objetivo seguir cimentando y ampliando ese imperio que ha construido bajo la marca ‘Mr. 305’, que incluye desde un tipo de vodka a una compañía de producción, una marca de ropa y una línea de fragancias.

Sin embargo, el proyecto más importante para Armando Pérez -como se llama realmente la estrella- son los centros educativos ‘SLAM!’ que fundó en 2013 en su Miami natal y que trata de que chicos y chicas en riesgo de exclusión o provenientes de entornos empobrecidos continúen adelante con su educación a través de un programa basado en el deporte, el liderazgo, el arte y la dirección.

https://www.facebook.com/Oxigeno100.4/posts/1665983006836157?__xts__[0]=68.ARBPy1reavYgCTUUh1dfiO8O0wirR47ezZgsHSMS7KVOE00PBN4xv0aywD-jltrSmQx1LJ4Hf_KVI_55EBdCY6LypgjXklsg7E2P1ClaeLo-R5Gqsi5Pt73MTnDzxyuvzWyRmyRxZ6BP9CazMnkI_KnPo53LD6JiVLXIGHcrhGsK_uxdESOiPqh9U4uSTBXaF_NNRpzC_pC_gu4SXAMZTipB-PK88ryEoJV8kFbHIDmYslaEqIv1VZ5TQo1YlA1O6Our0iusKJEoWeWh_XwPRIguo28Bux3L9YDIJhdWTykeo7XqtAWs0GCEc0f7p9UhoLju20ZghQyEhhxqXD7VRtpPAg&__tn__=-R

«En materia de educación, ahora tenemos diez escuelas con un total de diez mil niños en ellos. Así que diría que para el próximo año mi resolución sería conseguir llegar a las veinte escuelas con veinte mil alumnos», ha asegurado en una nueva entrevista a Vanity Fair.

Al margen de ese propósito, Pitbull quiere seguir utilizando su música para «unir a las personas» en una sociedad cada vez más dividida y polarizada como la estadounidense. El estatus o la fama que se puedan desprender de su trabajo son solo una consecuencia más, no su motivación para seguir rompiendo barreras.

«Hay una lección muy importante que aprendí en la calle y que me enseñó un buen amigo: No creas nada de lo que oigas y, de lo que veas, créete solo la mitad», asegura respecto a su posición privilegiada en la escena del reguetón y el hip-hop. «No me gusta que nadie sepa cuánto ganamos o no», añade utilizando la primera persona del plural para referirse al equipo que le ha ayudado a alcanzar la situación privilegiada en que se encuentra. «Somos del tipo de gente que no vive en función de los parámetros sociales. Cómo explicarlo… Déjame pensar: yo no vivo para los números, vivo para ser feliz. Lo importante es el viaje en sí. Porque al final del día, no importa la cifra que ganemos o lo que podamos comprar con ella, no podemos llevarnos nada de eso con nosotros. Yo prefiero pasar desapercibido, ser discreto y permanecer algo aislado. Y que piensen de mí lo que quieran».