Noticias

¿Por qué la relación de JLO con A-Rod es más sencilla que su romance con Ben Affleck?

smisas
31/10/2018

 

La cantante cree que la popularización de las redes sociales y su participación en programas televisivos, que han conseguido ‘humanizarla’ ante el público, han jugado un papel crucial a la hora de controlar el interés mediático en torno a su romance con el deportista y el consiguiente acoso de los paparazzi.

(También puedes ver: El ‘atrevido’ bikini de Jennifer López enciende las redes sociales)

Al contrario que muchas celebridades, que aseguran vivir en un estado permanente de alerta desde que se popularizaran los smartphones y las redes sociales, Jennifer Lopez se alegra de contar con una herramienta como esas últimas plataformas para corregir la reputación de diva que la perseguía durante los años en que salía con P. Diddy o cuando mantuvo una relación sentimental con Ben Affleck, que les convirtió a ambos en el objetivo favorito de los paparazzi.

«En aquella época era aún peor. Era una locura», asegura en una nueva entrevista a InStyle acerca del acoso que sufrió durante su noviazgo con el actor. «Ahora al menos puedo mostrar un poco de quién soy realmente, antes podías creerte cualquier cosa que leías en la portada de una revista. En muchas ocasiones no lo era, o era tan solo un tercio de la verdad».

En esa misma conversación la artista también reflexiona acerca de la manera en que su participación en programas como ‘American Idol’ o ‘World of Dance’ ha contribuido a suavizar su imagen pública y humanizarla: «La gente por fin pudo ver que tenía un corazón».

El auge de Instagram y la forma más relajada en que ella misma afronta el interés acerca de su vida privada, que además consigue mitigar en gran parte con las imágenes que comparte en su perfil, ha contribuido a que su actual relación con Alex Rodriguez no genere tanto revuelo a pesar de que el deportista retirado sea casi tan famoso como algunos de sus exnovios.

(También puedes ver: Jennifer Lopez y Álex Rodríguez no se pierden ‘ni un solo entrenamiento’)

«Ahora la gente puede ver que ese hombre que creían que era un atleta y un tipo duro es, además, un papá divertido que adora a sus niños y que adora a su novia. Y además, cuando nos conocimos, los dos habíamos madurado ya mucho. Todos tenemos nuestros defectos y yo quiero que las personas que forman parte de mi vida sean capaz de aceptar que así es y de trabajar en sí mismos», apunta al respecto.