Noticias

Le aplicaron la eutanasia a una jirafa porque no podía caminar

La jirafa era considerada como uno de los principales atractivos del zoológico por ser la más alta.

Luisa Toquica
10/01/2021

“Pongo”, una jirafa del Zoológico de Miami, Estados Unidos, recibió la eutanasia tras fracturarse dos patas y agravarse luego de la herida.

A través de un comunicado, el parque informó la lamentable noticia.

“Con gran tristeza, los funcionarios del Zoológico de Miami han tenido que tomar esta mañana la difícil decisión de sacrificar a ‘Pongo’, una jirafa macho de casi 12 años de edad y 16 pies (4,87 metros) de altura«, escribieron.

Aunque el pasado septiembre intentaron ayudarla poniéndole unas prótesis que le ayudaran a caminar, estas solo funcionaron con éxito durante unas semanas, pues después se desprendieron y la volvieron a lesionar.

Según EFE, los médicos que la atendieron, las radiografías que le tomaron mostraron que sus patas cada vez estaban más fracturadas y por eso tomaron la decisión de sacrificarla.

“Las jirafas adultas son de los animales más difíciles de anestesiar por su gran tamaño y altura, y la muerte, como resultado de no poder recuperarse de la anestesia, es un riesgo grave», señaló el zoológico.

Lamentablemente, las radiografías revelaron que en las últimas dos semanas se había fracturado aún más el pie de una manera que impidió que el equipo de Animal Health (Salud Animal) pudiera tratarlo con éxito», concluyeron.

Al parecer, “Pongo” era considerado como uno de los principales atractivos del lugar porque era el más alto.