Noticias

Andrés Calamaro en Bogotá: así se vivió el concierto tras cinco años de espera

El argentino Andrés Calamaro se presentó en Bogotá tras cinco años de ausencia y deleitó al público con emotivas interpretaciones de sus mejores canciones.

Andrés Calamaro

El músico argentino Andrés Calamaro, canta durante su presentación en concierto en Bogotá. Foto: Mauricio Dueñas / Agencia EFE

El argentino Andrés Calamaro se entregó en la noche de este jueves ante una Bogotá bohemia, en la que se presentó tras cinco años de ausencia y en la que deleitó al público con emotivas interpretaciones de sus canciones más reconocidas.

En el Movistar Arena, donde se vendieron todas las entradas disponibles y el artista de 61 años cerró una gira que lo llevó por varias ciudades colombianas, arrancó el show con «Bohemio», una canción durante la cual incluso lanzó una rosa al público.

Lee en Oxígeno:

Sin embargo, el primer tema que realmente animó al público fue «Para no olvidar», el clásico de Los Rodríguez, donde los celulares saltaron a la vista y la gente cantó al unísono con el argentino, vestido con un elegante traje negro .

Otra de los momentos más emotivos de la primera parte del concierto ocurrió cuando cantó «Maradona» y aparecieron en la pantalla las imágenes del astro argentino, que a finales de mes cumple dos años de fallecido.

El público no falló y cantó: «Maradona no es una persona cualquiera, es un hombre pegado a una pelota de cuero. Tiene el don celestial de tratar muy bien al balón, es un guerrero».

CLÁSICOS Y JÚBILO

Tras un inicio en el que tocó muchas canciones recientes y que no son tan recordadas por el público, el argentino sacó el repertorio pesado. «Estadio Azteca» puso a vibrar a los bogotanos, a quienes presentó luego la banda que lo acompañaba.

«Querida Bogotá (…) un cierre por todo lo alto. Y antes de irme voy a reclamar que vuelva la corridas de toros a Bogotá y a Medellín», expresó en medio de tenues aplausos. A diferencia de lo que ocurrió el mes pasado en Medellín, esta vez no fue silbado, e incluso estuvo buen rato con una capa de torero en el escenario.

Con el ánimo arriba, Calamaro siguió cantando sus clásicos y, por ejemplo, cuando interpretó «Flaca» las luces de los celulares se encendieron y el público empezó a gritar «Oh, oh, oh, oh, oh».

En «Paloma», los espectadores cantaron a capella y el artista no pudo ocultar la emoción.

Ahí se despidió pero regresó al grito de «Andrés, Andrés, Andrés» de la emocionada multitud que colmó todas las tribunas del coliseo.

La vuelta al escenario se dio con «Crímenes perfectos», una balada que emocionó a una fanaticada completamente entregada al argentino, y el cierre llegó «Los chicos», un tema que estuvo acompañado en las pantallas con imágenes de Maradona y Gustavo Cerati, recibidos con aplausos y gritos por el público.

Calamaro sacó un capote de brega como los que usan los toreros y se despidió ovacionado por un público que siempre que viene responde con cariño. Ahora se dirigirá a Chile, donde se presentará en el Movistar Arena de Santiago el domingo.

MÁS SOBRE: