Noticias

Bombero fue robado a sus padres biológicos y creció odiando a su madre por “abandonarlo”

La familia se reencontró luego de descubrir que había sido una estrategia del dictador chileno Pinochet para bajar el nivel de pobreza del país.

Tyler Graf fue llevado a Minnesota, Estados Unidos, donde creció con la idea de que fue abandonado por su madre biológica, luego de haber sido adoptado.

Según los registros, Graf nació en 1983 y su madre biológica Hilda del Carmen Quezada, dio a luz a sus 26 años y quien supuestamente lo abandonó debido a la inestabilidad financiera.

Pese al rencor hacia su madre por haberlo abandonado, Graf tomó la decisión de buscar a sus padres biológicos y hace 11 años, durante un entrenamiento donde participaron bomberos chilenos, contó con la ayuda de un grupo de personas para poder encontrar a su madre biológica.

Por medio de la organización chilena ‘Hijos y Madres del Silencio’, Juan Luis Inzunza, uno de los bomberos chilenos pudo contactar a Hilda Quezada Godoy, madre biológica de Tyler.

En entrevista con W Radio, Quezada mencionó que cuando dio a luz a Tyler lo dejaron durante varios días en la clínica mientras ella se recuperaba en casa. Un día le informaron que su hijo había muerto y que no podían entregar el cuerpo porque era muy pequeño.

Además,  dentro del proceso de búsqueda, Tyler se enteró que su adopción fue una estrategia del dictador chileno Pinochet para bajar el nivel de pobreza del país. Esta estrategia se centraba principalmente las madres solteras, familias pobres e indígenas para poder erradicar este sector de la población.

Tras haberse enterado que su hijo estaba vivo, Hilda y sus hijas viajaron en 2021 a Estados Unidos para conocer a Tyler y a su familia adoptiva.

Actualmente, Graf es fundador de la organización Connecting Roots, que concientiza sobre el tráfico de personas y proporciona pruebas de ADN gratuitas para ayudar a las familias a acelerar sus propias reuniones.

Escuche la entrevista completa aquí.