Deportes

“Es simplemente vulgar”: ministra francesa por celebración de jugadores argentinos

Las declaraciones de la ministra se dieron luego de que Emiliano Martínez apareció sujetando un muñeco de juguete representando un bebé, cuyo rostro estaba cubierto con una foto de Mbappé.

falara
23/12/2022
Emiliano Martínez

Emiliano Martínez. (Photo by Mariano Sanchez/Anadolu Agency via Getty Images)

La ministra francesa de Deportes Amélie Oudéa-Castéra lamentó este viernes el comportamiento «penoso» e «inelegante» de algunos jugadores argentinos durante las celebraciones por el título mundial conquistado ante Francia, refiriéndose especialmente al arquero Emiliano Martínez.

«Me parece penoso. De la misma forma que nuestro equipo de Francia supo perder con dignidad, de igual modo la forma en que el equipo argentino actuó después de esa victoria no fue digna del partido que vimos», estimó la ministra en la radio RTL.

Durante el desfile triunfal de los jugadores argentinos, campeones del mundo al derrotar a Francia en la final (3-3 tras prórroga; 4-2 en penales), Emiliano Martínez apareció sujetando un muñeco de juguete representando un bebé, cuyo rostro estaba cubierto con una foto de Mbappé.

Después de la final, ‘Dibu’ Martínez ya se había burlado de forma indisimulada de la estrella francesa, autor de tres goles en el partido, al cantar en el vestuario del estadio: «Un minuto de silencio… por Mbappé», antes de ser secundado por sus compañeros.

«Es simplemente vulgar, fuera de lugar, realmente no a la altura del reto«, insistió la ministra Oudéa-Castéra, refiriéndose a comportamientos de «ganadores inelegantes». «Este Emiliano Martínez no se está distinguiendo en este caso, es más bien patético».

La ministra gala se mostró satisfecha por el hecho de que el presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF) Noël Le Graët escribiese a su homólogo argentino para denunciar, en su opinión, «excesos anormales» durante las celebraciones.

La FFF anunció asimismo su intención de denunciar a los autores de insultos racistas y de odio en redes sociales contra jugadores franceses como Kingsley Coman y Aurélien Tchouaméni, que fallaron sus penales en la final.