Noticias

Hombre asesinó a su hijo en Melgar, le envió foto a la madre y escapó

El asesino tiene antecedentes de enfermedad mental y planeó cada detalle del atroz hecho.

Foto de referencia: GettyImages

Luego de haberse ido con su padre, en el fin de semana que le correspondía, Gabriel Esteban Cubillos Rodríguez, de 5 años, fue encontrado sin vida en la habitación de un hotel de Melgar. Los padres del menor llevaban 5 meses separados y el hombre decidió vengarse.

Según narraron las autoridades, luego de días de angustia, el hombre envió una foto del menor, aparentemente muerto, acompañada del mensaje “no sufrió (…) ahora si puedes disfrutar sola, felicidades”.

El coronel Néstor Raúl Cepeda Cifuentes dio detalles del hallazgo:

“En las últimas horas recibimos la información de la desaparición de un menor de 5 años en la ciudad de Bogotá. Inmediatamente se activó la ruta de ubicación en los municipios y departamentos circunvencinos. Lamentablemente hemos encontrado al menor sin vida en el interior de una habitación de hotel de la población de Melgar».

Mira también: Auxiliar de enfermería habría abusado sexualmente de seis mujeres en hospital de Bogotá

¿Cómo ocurrieron los hechos?

El padre del menor, Gabriel Enrique González Cubillos, pidió prestado el baño de su expareja antes de llevarse al niño a una reunión familiar que celebraron en el Parque Simón Bolívar, donde celebró Amor y Amistad.

Los familiares del hombre no sospecharon nada y cuando terminó la reunión, este dijo que iba a llevar a su hijo a la casa de la mamá; sin embargo, después llamó a su hermana, a eso de las 9:00 p.m. para decirle que no iba a regresar y que buscara en la moto de su casa, ubicada en Castilla, localidad de Kennedy, algo que había dejado.

La mujer encontró ocho millones de peses y una carta con indicaciones para tomar sus pertenencias.

Envió una foto sin vida del menor

El mismo 1 de octubre, a las 10:00 p.m., la mamá del menor se angustió luego de que su ex la llamara y le dijera que buscara una USB que dejó en el baño de su casa; en ella habían dos videos, en uno de ellos narraba las causas de su separación y le expresaba su rabia e inconformismo y en el segundo le contaba de sus planes con el niño: advirtió que lo iba a asesinar.

Desde ese momento, el menor fue reportado como desaparecido y las autoridades empezaron una exhausta investigación, con la que se dieron cuenta que el destino del hombre no fue Tocancipá, donde vivía, sino Melgar.

Luego se supo de la foto que envió el hombre a su expareja, donde se veía el cuerpo del menor sobre unas sábanas blancas y donde se veía el símbolo del hotel donde estaban alojados. Cuando los policías llegaron al lugar se llevaron la sorpresa de ver al pequeño de 5 años sin signos vitales.

El hombre escapó en horas de la mañana, se sabe que tiene 50 años y que tiene antecedentes de enfermedad mental.