Noticias

Instalan calaveras gigantes en el centro de México previo al Día de Muertos

En la celebración se recuerda a los difuntos con la colocación de ofrendas que contienen fotografías y recuerdos de cada persona

jacosta
22/10/2022

Visitantes observan figuras de calaveras gigantes en las calles del municipio de Atlixco, estado de Puebla México / EFE

Una decena de calaveras gigantes se instalaron en el municipio de Atlixco, en el estado de Puebla, centro de México, previo al Día de Muertos, tradición que en ese país se celebra el 1 y 2 de noviembre. Estas son elaboradas por ocho artistas locales en la técnica de cartonería, 10 calaveras de entre 5 y 8 metros de altura fueron colocadas en puntos estratégicos, con la finalidad que los visitantes conozcan la historia del lugar.

La exposición denominada «Valle de Catrinas» estará disponible hasta el 6 de noviembre y tiene como objetivo representar las imágenes más reconocidas de México en una de las tradiciones más representativas en este país que es el Día de Muertos.

Cabe recordar que, cada noviembre, los mexicanos acuden a los distintos centros ceremoniales y religiosos para conmemorar el tradicional Día de Muertos, en el que se cree que los seres queridos fallecidos vuelven para compartir lo que más les gustaba hacer en vida.

En esta festividad se recuerda a los difuntos de cada familia con la colocación de ofrendas que contienen alimentos, fotografías y recuerdos de cada persona, ya que se tiene la creencia que «regresan» al mundo de los vivos.

Figuras en el recorrido

El recorrido a pie se realiza en aproximadamente dos horas visitando las 7 instalaciones, en ese tiempo los visitantes se pueden tomar fotografías con escenarios únicos que recrean el ambiente místico y ancestral que representa la temporada de Día de Muertos.

Puede interesarte: Así se transformará la Ciudad de México para transmitir los partidos de Qatar 2022

Puede interesarte: Terror en México: balacera en restaurante en Jalisco dejó al menos tres muertos

El Charro Negro se ubica en la entrada del Panteón Municipal, luce un traje de charro o mariachi color negro, adornado con espuelas y botines de color plateado con gran sombrero, imagen representativa del charro que se les aparecía a los habitantes del municipio para ofrecerles riquezas y quien las aceptaba nunca lo volvían a ver.

También se representa a Mi Malquerida, que se ubica en el recién inaugurado Museo del Atlixcayolt, calavera femenina que luce un vestido tradicional mexicano lleno de flores y colores.