Noticias

Joven de 17 años sufrió de abuso sexual en estación de TransMilenio

Hilary Castro utilizó sus redes sociales para hacer pública su denuncia, pues un hombre la robó e intimidó para realizar prácticas sexuales.

Joven de 17 años sufrió de abuso sexual en estación de TransMilenio

Fotos: TransMilenio / @la_femilokaa

El 31 de octubre Hilary Castro, joven de 17 años, sufrió de abuso sexual en la estación de TransMilenio ‘La Castellana’, a través de su Instagram, decidió hacer pública su denuncia ya que, al buscar ayuda por parte de las respectivas entidades, no pudo hacer mucho.

Según narró, la joven iba en la ruta B12 y se bajó en la estación, donde un hombre también lo hizo y empezó a tener actitudes raras que la hizo desconfiar, pues no había nadie de seguridad, ni Policía cerca.

La caracterización del agresor hizo que la menor dedujera que podría ser un habitante de calle, la robó, esculcó y no contento con eso, empezó a decirle cosas sexuales, mientras ella estaba asustada.

“Empieza a decirme cosas obscenas, que quiere coger, quedé pasmada por todo lo que estaba pasando y procede a halarme del brazo para bajarme de la estación a punta de amenazas, me llevó detrás de la estación, procedió a bajarse los pantalones, mientras me seguía teniendo amenazada y me obligó a hacerle sexo oral”, comentó entre la angustia.

En su relato contó que el victimario intentó tocarla por debajo del short que llevaba puesto y se acercaba a su pecho, mientras ella intenta alejarlo, con la poca fuerza que tenía debido al shock.

Dos jóvenes llegaron a la estación, así que, tras darse cuenta, el hombre sale corriendo y Hilary Castro busca auxilio en ellos, que afortunadamente le brindaron ayuda.

“No me acuerdo mucho de su rostro, solo sé que tenía barba y que estaba vestido de azul, no recuerdo nada más”, contó.

¿Qué dicen las autoridades?

La joven logró comunicarse con las amigas que iba a ver ese 31 de octubre y al estar con ellas pudo hablar con su mamá. Castro llegó a su casa devastada y sin ganas de hablar con nadie, pero después de pensarlo decidió hablar y poner la respectiva denuncia.

“Decidí ir a poner la denuncia, nos aconsejaron ir a la URI de las 38 porque para conseguir las cámaras de seguridad de la estación, necesitamos un derecho de petición; luego de llegar nos dijeron que allá no podían ayudarme porque esa era para adultos y yo soy menor de edad”, narró.

Sin embargo, cuando se dirigió a la 30 con 12, cerca de la estación Ricaurte, que es la de menores de edad, le dicen que ahí no se puede, que toca en la de la 38.

“Ahí también nos dicen que no reciben noticias porque ya son más de las 5 de la tarde y mi caso no es un caso de urgencia”, expresó.

Además, el abogado con el que hablaron les recomendó, a ella y su mamá, que se contactaran con la línea policial de TransMilenio, a la cual llamaron, pero estaba fuera de servicio.

“Claramente quiero hacer esto público porque no quiero que quede en impunidad, ni que le pase a otra mujer. Estoy cansada de que los procesos judiciales sean sumamente revictimizantes para todas y que tengamos que pasar por todas estas cosas”.

Castro envió una invitación a la Alcaldía de Bogotá para analizar este tipo de casos y lo inseguras que las mujeres se sienten en el transporte público, algo que no debería de ser así.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Root (@la_femilokaa)