Noticias

¡Lágrimas de felicidad! Descubrieron que los perros lloran al reunirse con sus dueños

Un estudio identificó que sus ojos se llenan de lágrimas cuando experimentan emociones positivas.

anarvaez
23/08/2022
Perros lloran de felicidad al ver a sus sueños

Crédito: Getty

Los perros también experimentan emociones fuertes que hacen que sus ojos se llenen de lágrimas de felicidad, tras reencontrarse con sus amos u otros individuos de su especie, así lo demostró un estudio publicado por la revista Current Biology. Esta reacción es ocasionada por la liberación de oxitocina o ‘la hormona del amor’, que representa el fuerte vínculo entre la mascota y su dueño.

El estudio liderado por el investigador Takefumi Kikusi de la Universidad de Azabu en Japón, hizo una medición de la cantidad de lágrimas que los perros liberaban tras una interacción normal con su amo y las lágrimas que segregaban tras reencontrarse luego de siete horas separados.

Mira también:¡Qué regaño! Pastor reclamó a su congregación por no donarle un reloj de lujo

“Nunca habíamos escuchado de un descubrimiento que los animales derramaban lágrimas en situaciones alegres, como reencontrarse con sus dueños”, indicó el investigador. Asimismo, surgió la hipótesis de que aquellos perros que muestran lágrimas en sus ojos durante la interacción “se preocupan más por su dueño”.

La “hormona del amor”

La causa biológica de estas lágrimas se debe a la liberación de oxitocina, hormona que se produce cuando el individuo experimenta emociones agradables. Así, también determinaron que era mayor el volumen de lágrimas tras encontrarse con su amo que con cualquier otro individuo.

Te puede interesar: Joven universitario se alimenta tres veces al día con comida para perros

Una de las variables que contempló el estudio de Kikusi fue la reacción humana a este tipo de respuesta por parte de los perros. A un grupo de personas se les mostró diferentes fotos de sus perros con y sin lágrimas en sus ojos, para establecer un ranking y determinar el componente emocional.

El resultado arrojó que había una respuesta positiva hacia las fotografías de estos animales con ojos llorosos, pues estimulaba la necesidad de protección. “La producción de lágrimas de los perros ayuda a forjar conexiones más fuertes entre las personas y sus mascotas. (…) Es posible que al mostrar ojos llorosos durante la interacción reciban más cuidados” recogió el estudio.

 

 

MÁS SOBRE: