Artículo

Virus del Camello: ¿qué es y cuáles son los síntomas de la enfermedad?

El Mundial de Qatar se volvió el escenario del ‘virus del camello’ que tiene una mayor letalidad que el coronavirus.

falara
15/12/2022
Camellos

Camellos. Foto: Getty Images

El síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), más conocido como el ‘virus del camello’, es causado por un coronavirus. Si bien, esta enfermedad tiene manifestaciones parecidas a las del Covid-19, se diferencian en algunos aspectos de su transmisión y síntomas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ‘virus del camello’ es zoonótico, es decir, que se transmite de los animales a las personas. Esta enfermedad está vinculada a infecciones humanas en dromedarios, no en camellos, en el Medio Oriente, África y el sur de Asia.

Recientemente, durante el Mundial Qatar de 2022 se conocieron posibles casos de gripe de camello en algunos  jugadores de la selección de Francia, pero esta no es la primera vez que aparece este virus.

En 2012 se detectó por primera vez un caso de MERS-CoV en un paciente de Arabia Saudita de 60 años, que presentaba una neumonía aguda e insuficiencia renal grave. 

¿Qué síntomas tiene la gripe de camello?

Una persona que se contagia de MERS-CoV puede ser sintomática o asintomática. Entre los síntomas más comunes de este virus están la fiebre, fiebre, tos y dificultad para respirar. 

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) alrededor de 3 o 4 de cada 10 personas reportadas con MERS han muerto. 

Síntomas leves del MERS-CoV:

  • Fiebre.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar.
  • Diarrea (inusual).
  • Náuseas o vómitos. 

Síntomas más graves del MERS-CoV:

  • Neumonía.
  • Insuficiencia renal.

¿Tiene cura el virus del camello?

Según la OMS, actualmente no existe ningún tratamiento específico o vacunas para evitar este virus. No obstante, están en proceso de desarrollo varios sueros y tratamientos especiales para el MERS-CoV. 

Como precaución, se recomienda a las personas que frecuenten granjas, establos u otros lugares donde haya dromedarios, practicar medidas de higiene, incluido el lavado regular de manos antes y después de tocar animales.