Noticias

Yeferson Cossio salió vomitando de un restaurante luego de probar animales exóticos

El creador de contenido no pudo contener su disgusto por la extraña comida que consumió en un restaurante mexicano.

Crédito: Instagram @yefersoncossio

Una de las cosas que más disfruta hacer el creador de contenido Yeferson Cossio es viajar, pues en cuenta oficial de Instagram comparte fotografías en las que ha estado en diferentes partes del mundo. Para esta ocasión, el influencer ha compartido a través de sus historias que se encuentra de vacaciones en México.

Aunque en ocasiones, Cossio viaja solo, para esta oportunidad se fue junto a su hermana Cintia Cossio y su esposo Jhoan López, quienes han retratado las travesuras que han hecho en el país.

Te puede interesar: Yeferson Cossio responde a las críticas por la compra de su nuevo carro deportivo

En medio de su visita, Cossio junto a  su hermana y cuñado han disfrutado de planes como montar en globo, ir a zoológicos y probar la deliciosa gastronomía autóctona de México.

Sin embargo, en medio del paseo gastronómico, Cossio tuvo una experiencia poco agradable y terminó vomitando todo lo que se había comido.

Yeferson Cossio vomitó tras probar comida extraña

Su cuñado, Jhoan López fue el encargado de inmortalizar el gracioso momento a través de un video que publicó en su cuenta oficial de Instagram, en el que se ve al creador de contenido vomitando mientras se sostiene de un poste.

Mira también: “Estoy tratando de sanar”: Yeferson Cossio admite que no está bien emocionalmente

Minutos antes del video, el esposo de Cintia Cossio mostró la cuenta que tuvieron que pagar por la extraña comida que consumieron, la cual incluyó tarántula, alacrán de chocolate y natural y cucaracha. Comida que por supuesto no hace parte de la dieta común del creador de contenido.

“Esta es la cuenta más rara que hemos pagado. Una tarántula, un alacrán natural y otro de chocolate y una cucaracha”, reveló Jhoan.

Las siguientes historias mostraron a Cossio vomitando en otra parte de la calle mientras decía “México es muy pesado”, situación que se repitió con su hermana Cintia, quien también estaba intentando vomitar en la calle.