Artículo

Reloj del Fin del Mundo se adelanta y se acerca al apocalípsis

El Boletín de Científicos Atómicos alertó que el mundo se encuentra en el punto "más cercano a una catástrofe global que jamás haya existido"

abarrerad
24/01/2023

Este martes 24 de enero, los miembros de la Junta de Ciencia y Seguridad del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago (EEUU) adelantó las manecillas del Reloj del Fin del Mundo a «90 segundos de la medianoche».

Este reloj, que fue creado en 1947 luego que los seres humanos evidenciaran la devastación que podían producir las armas nucleares, advirtió que el planeta  se encuentra en el punto «más cercano a una catástrofe global que jamás haya existido».

Le puede interesar: En la boda de Maite: revelan detalles de cómo surgió la idea del reencuentro de RBD

«Las amenazas apenas veladas de Rusia de usar armas nucleares le recuerdan al mundo que la escalada del conflicto, por accidente, intención o error de cálculo, es un riesgo terrible. La posibilidad de que el conflicto pueda salirse del control de cualquiera sigue siendo alta«, advirtió el Boletín de Científicos Atómicos en su declaración.

El Reloj del Fin del Mundo, el cual fue diseñado por  el artista estadounidense Martyl Langsdorf, es una metáfora que le recuerda permanentemente a la humanidad sobre los riesgos potenciales que enfrenta con las armas nucleares, el cambio climático y las tecnologías divergentes.

En 2020, fue el año en el que por última vez los científicos reiniciaron las manecillas, en esa oportunidad en la que se conjuraron, además de la permanente amenaza de las armas nucleares y de los efectos del cambio climático, la “guerra de información cibernética, que socava la capacidad de respuesta de la sociedad”: el Reloj marcó: «100 segundos para la medianoche».

Seguir leyendo: La Liendra reveló qué es lo que más extraña de su vida antes de la fama: «ya no me antojo»

No obstante, el 2023 parece agudizar los peligros con la Guerra en Ucrania, los efectos del cambio climático y tecnologías que parecen salirse de la capacidad de control por parte de los seres humanos, empujando las manecillas a un apocalípsis que podía ser inminente.